Seleccionar página

Dieta de la Sandia

Usando la sandía como un suplemento alimenticio, esta puede ser una buena forma de bajar de peso mediante los requerimientos de ella.

Beneficios de la Sandía

La sandía es una de las frutas tropicales con más cantidad de agua, pues de ella se compone un 90%. Es la favorita de las personas por lo accesible que es en cualquier mercado, y por lo fácil y delicioso que es comerla. Además por su bajo contenido en calorías, hace que esta fruta sea una de las mejores para bajar peso.

Y no solo eso, ya que también ayuda a depurar mejor los líquidos y desechos del cuerpo.  Es una fruta que desintoxica gracias a la fuente rica de Betacarotenos y vitaminas A y C, y ayuda a mejorar la digestión por ser una fuente rica en fibras. Sin embargo, estás aquí para saber cómo hacer la dieta de la sandía y te contaremos todos los detalles para que puedas llevar a la cabalidad este plan dietético.

Toma precauciones

Antes de realizar esta dieta, debes considerar que es régimen alimenticio de solo 5 días, por lo que no debes excederte después de ello porque puede tener reacciones desfavorecedoras. Al igual que esta dieta no es apta para personas con problemas hepáticos, niños y mujeres embarazadas. Una vez entendido esto, ¡manos a la obra!

Paso a paso para el desayuno

Entre los cinco días, debes seguir estrictamente y en orden cronológico las siguientes comidas. Para el Día 1 cuando comiences la mañana, debes prepararte una taza de café o té de tu preferencia, y acompañarlo de dos galletas integrales, un yogurt natural y una respectiva  rebanada de sandía. Ni más ni menos.

Para el Día 2 tomarás una taza de café con leche desnatada, más el acompañamiento de una tostada de pan integral con queso light. En el Día 3 podrás comer tu tostada de pan integral con dos láminas de jamón, una rebanada de sandía y una taza de café. El Día 4 incluirá solo una rebanada de sandía, más dos galletas integrales, un yogurt natural y una taza de té. Y para el último, Día 5 terminarás tu desayuno con una taza de café con leche desnatada (sin azúcar), dos galletas integrales y un pedazo de sandía.

Para el almuerzo

En el Día 1 consumirás  filete de ternera a la plancha, un plato de cualquier verdura, una cucharada de aceite de oliva y un yogurt natural. Día 2 un plato de coliflor hervido, 2 muslos de pollos al horno y un yogurt natural. Día 3 cambiarás tu plata por calamares o pescado a la plancha, más setas a la plancha por igual y un yogurt natural. Día 4 un filete de ternera a la plancha, una porción de arroz integral y un yogurt natural. Y en el Día 5 finalizadas con puré de calabacín o zanahorias, una porción de pechuga a la plancha y yogurt natural.

En la cena

Día 1, merluza a la plancha, un plato de alcachofas sazonado con ajo y una porción de sandía. Día 2 sopa de verduras sin grasa, una rodaja de pescado al horno con limón y la respectiva sandía. Día 3 un filete de pechuga a la plancha, ensalada de verduras más una cucharada de aceite de oliva y acompañar con la sandía.

Día 4 un puré de verduras, una tortilla con espinaca o espárragos y una rebanada de sandía. Y en el Día 5 acabarás la dieta con un plato de puré de puerros con un toque de queso rallado, un filete de merluza a la plancha y una rebanada de sandía.

Recuerda que si deseas comer entre comidas, puedes merendar con dos rebanadas máximo de sandía o preparar un jugo con su extracto.